Cómo funcionan los detectores de gas

- Mar 30, 2017-

Detectores de gas medir e indicar la concentración de ciertos gases en un aire a través de diferentes tecnologías. Típicamente empleados para prevenir la exposición tóxica y el fuego, los detectores de gas a menudo son dispositivos que funcionan con batería y que se usan con fines de seguridad. Se fabrican como unidades portátiles o estacionarias (fijas) y funcionan significando altos niveles de gases a través de una serie de indicadores audibles o visibles, como alarmas, luces o una combinación de señales. Si bien muchas de las unidades de detección de gas estándar más antiguas se fabricaron originalmente para detectar un gas, los dispositivos modernos multifuncionales o de múltiples gases son capaces de detectar varios gases a la vez. Algunos detectores se pueden utilizar como unidades individuales para monitorear áreas de áreas de trabajo pequeñas, o las unidades se pueden combinar o vincular entre sí para crear un sistema de protección.

Como los detectores miden una concentración de gas específica, la respuesta del sensor sirve como punto de referencia o escala. Cuando la respuesta de los sensores supera un cierto nivel preestablecido, se activará una alarma para advertir al usuario. Hay varios tipos de detectores disponibles y la mayoría cumple la misma función: monitorear y advertir sobre un nivel de gas peligroso. Sin embargo, al considerar qué tipo de detector instalar, es útil considerar las diferentes tecnologías de sensores.

Tecnologías de Detección de Gas

Los detectores de gas se clasifican por el tipo de gas que detectan: combustible o tóxico. Dentro de esta amplia categorización, se definen mejor por la tecnología que utilizan: los sensores catalíticos e infrarrojos detectan los gases combustibles y las tecnologías de semiconductores electroquímicos y de óxido de metal en general.   detector de gases tóxicos .

Medición de gases tóxicos

Los sensores o células electroquímicas son los más comúnmente utilizados en la detección de gases tóxicos como el monóxido de carbono, el cloro y los óxidos de nitrógeno. Funcionan a través de señales de electrodos cuando se detecta un gas. En general, estos tipos de detectores son altamente sensibles y emiten señales de advertencia a través de las corrientes eléctricas. Varios fabricantes producen estos detectores con una pantalla digital.

Los semiconductores de óxido de metal, o MOS, también se usan para detectar gases tóxicos (comúnmente monóxido de carbono) y funcionan a través de una película sensible a los gases que está compuesta de óxidos de estaño o de tungsteno. La película sensible reacciona con los gases, lo que activa el dispositivo cuando hay niveles tóxicos. En general, los sensores de óxido de metal se consideran eficientes debido a su capacidad para operar en rangos de baja humedad. Además, pueden detectar una variedad de gases, incluidos combustibles.

Medición de Gases Combustibles

Los sensores catalíticos representan una gran cantidad de dispositivos detectores de gas que se fabrican hoy en día. Esta tecnología se usa para detectar gases combustibles como hidrocarburos y funciona mediante oxidación catalítica. Los sensores de este tipo de detector se construyen típicamente a partir de una bobina de alambre tratada con platino. Cuando un gas combustible entra en contacto con la superficie catalítica, se oxida y la resistencia del cableado cambia por el calor que se libera. Un circuito de puente se usa típicamente para indicar el cambio de resistencia.

Los sensores de infrarrojos o detectores IR funcionan a través de un sistema de transmisores y receptores para detectar gases combustibles, específicamente vapores de hidrocarburos. Típicamente, los transmisores son fuentes de luz y los receptores son detectores de luz. Si hay un gas presente en la ruta óptica, interferirá con la potencia de la transmisión de luz entre el transmisor y el receptor. El estado de luz alterado determina si y qué tipo de gas está presente.

Aplicaciones comunes del detector de gas

Aunque los detectores son una aplicación esencial para la seguridad doméstica y comercial, también se emplean en numerosas industrias industriales. Los detectores de gas se usan en talleres de soldadura para detectar combustibles y sustancias tóxicas y en plantas nucleares, para detectar combustibles. También se usan comúnmente para detectar vapores peligrosos en plantas de tratamiento de aguas residuales.

Los detectores de gas son muy eficientes en espacios confinados donde no hay ocupación continua de empleados. Dichos espacios incluyen tanques, pozos, embarcaciones y contenedores de almacenamiento. Los detectores también pueden colocarse en un sitio para detectar toxinas antes de la entrada de los ocupantes.

Información adicional del detector de gas:

Aunque los detectores de gas generalmente son una tecnología confiable, con algunos modelos capaces de durar hasta cinco años, su función adecuada generalmente depende del mantenimiento del usuario, la inspección de la batería y la calibración . La calibración es un procedimiento de seguridad ejecutado para garantizar que los detectores midan el nivel correcto de gas. Además, la vida útil de los detectores de gas también suele depender de la cantidad de vapores de gas a los que están expuestos. Los sensores contaminados pueden no registrar niveles peligrosos de gas, por lo que la calibración frecuente es esencial.

anna@huafankj.com

Artículo anterior:SMART Wi-Fi LED bombilla Ideal, rico en tu vida con amor completo Siguiente artículo:Enchufe inteligente del Reino Unido, aprovéchelo y no se preocupe por la izquierda en nada